Los líderes deben actualizarse, volver a las aulas y estar al día con las NT’s

Los líderes empresariales sienten la presión de mantener sus habilidades al día

Desde NUESTRA REDACCIÓN, como es habitual en nuestras acciones de investigación sobre determinadas materias, hemos salido a buscar qué sucede con el nivel de actualización que requieren los líderes para mantenerse no solo al día con nuevos conocimientos, especialmente derivados de las NT’s, sino específicamente en cuanto a la esencia de los que significa el desarrollo profesional tanto del líder como de su gente. O sea, que la actualización, puede ejercitarse volviendo a las aulas de una escuela de negocio, hacer un master online, pero no menos importante todo el esfuerzo de capacitación y formación que las empresas hagan para su personal y también sus jefes, directivos y máximos responsables.

Los líderes no solo deben mantenerse al día con nuevos conocimientos, especialmente derivados de las NT’s, sino específicamente en cuanto a la esencia de los que significa el desarrollo profesional tanto del líder como de su gente

 

Es por este motivo que nos ha impresionado favorablemente la experiencia que ha significado para los asistentes a un curso de actualización para directivos experimentados que llevó a cabo la London Business School.

Uno de los asistentes, Santiago Maestri usó su experiencia en marketing para crear una cadena de tiendas que venden accesorios para iPhone en su Argentina natal. Pero, a medida que el cambio global hacia la venta minorista en línea se aceleró durante la pandemia de coronavirus, vio la necesidad de volver a la escuela para aprender más sobre ciencia de datos.

Lo afirma claramente así: “este es el idioma que las empresas están hablando en este momento. Tienes que tener las habilidades para el futuro. Los clientes usan mucha tecnología y necesito entender cosas como los motores de recomendación”.

Los temas discutidos en este encuentro formativo de alto nivel, variaron desde cuestiones profundamente técnicas hasta las aplicaciones comerciales y las implicaciones administrativas de los grandes datos.

Cursos como este son parte de un cambio más amplio hacia una mejora de las habilidades más frecuente, especializada y de por vida entre los altos ejecutivos, empresarios y directores no ejecutivos, ya que buscan mantenerse a la vanguardia de las tendencias comerciales de rápido movimiento. Las áreas de preocupación incluyen la piratería cibernética, el bienestar y la sostenibilidad, con la transformación digital entre las principales prioridades.

“Las empresas dicen que ahora hay un ‘nunca normal’, con cambios continuos, ambigüedad y volatilidad”, dice Kanishka Bhattacharya, profesora asistente adjunta de ciencias administrativas y operaciones en LBS.

Se trata de que los que asisten a estos encuentros de actualización puedan adquirir esos conocimientos necesarios para el futuro, que nunca  mejor dicho, está a la vuelta de la esquina.

Cursos como el de la London Business School son parte de un cambio más amplio hacia una mejora de las habilidades más frecuente, especializada y de por vida entre los altos ejecutivos, empresarios y directores no ejecutivos, ya que buscan mantenerse a la vanguardia de las tendencias comerciales de rápido movimiento

 

Incluso los participantes con experiencia en informática obtuvieron nuevos conocimientos sobre las herramientas matemáticas utilizadas para extraer información sólida de grandes cantidades de datos y cómo se comparan las diferentes variedades de inteligencia artificial entre sí.

Pero igual de importantes eran las habilidades gerenciales, especialmente en un mercado competitivo por el talento, donde contratar y retener especialistas puede significar abandonar las estructuras de “mando y control” de arriba hacia abajo. “Los ingenieros ahora trabajan con no para las empresas”, dice Bhattacharya, describiendo un cambio a “tribus y escuadrones” de codificadores con un conocimiento más profundo y, a veces, salarios más altos que sus gerentes.

La tendencia hacia la mejora de las habilidades de alto nivel no se limita al sector privado. Por ejemplo, entre los 25 participantes en el curso de gestión avanzada de este mes impartido por Judge Business School de la Universidad de Cambridge había líderes de departamentos gubernamentales y proveedores de salud y educación, así como ejecutivos tan variados como el propietario de un negocio británico de ataúdes ecológicos y un gerente de envío de Nueva Zelanda.

Durante tres semanas, discutieron los factores que impulsan la disrupción global para las organizaciones, cómo responder estratégicamente y cómo desarrollar sus propias habilidades de liderazgo. Las sesiones matutinas para mantenerse en forma se entremezclaron con discusiones en clase, talleres y tutoría individual.

La opinión de Stelios Kavadias, que es profesor del Judge School e imparte un curso de gestión avanzada es que, “queremos explorar los efectos de eventos geopolíticos inesperados y cómo deben responder las personas de alto nivel”. Esto les lleva a reflexionar sobre el contexto para poder implementar reformas dentro de sus propias organizaciones en lugar de tratar de tomar ideas de otros lugares, lo que a menudo no funciona y desarrolla cinismo.

La pandemia aceleró el proceso de formación y actualización de alta dirección

Después de una breve pausa en la educación ejecutiva durante la pandemia, ya que las empresas recortaron los presupuestos de capacitación y se enfocaron en adaptarse al trabajo remoto y los cambios bruscos en sus mercados, existe un nuevo apetito por tales conocimientos y una competencia creciente entre los proveedores de educación para atenderlos.

Una encuesta reciente de FT de directores de aprendizaje (CLO) mostró que más de la mitad esperaba que sus presupuestos de capacitación fueran más altos este año 2022 que el anterior. Sus motivaciones incluían la adquisición de nuevos conocimientos, así como la retención del personal senior, y no menos importante, permitir que los ejecutivos se mezclen nuevamente en persona, fuera del sitio, luego de los bloqueos de Covid-19.

El desarrollo de liderazgo fue el área citada con más frecuencia en la que buscaron capacitación, seguida de diversidad e inclusión, transformación digital, gestión del cambio, innovación y habilidades digitales.

Más de una quinta parte destacó el bienestar, la resiliencia y la sostenibilidad como temas continuos.

Mientras tanto, las escuelas de negocio informan una creciente demanda de ex alumnos para escuchar las ideas de los profesores durante las reuniones, o cada vez más para asistir a las clases que se ofrecen a los estudiantes actuales, ya que buscan mantenerse actualizados.

La tendencia hacia la mejora de las habilidades de alto nivel no se limita al sector privado. Por ejemplo, entre los 25 participantes en el curso de gestión avanzada de este mes impartido por Judge Business School de la Universidad de Cambridge había líderes de departamentos gubernamentales y proveedores de salud y educación, así como ejecutivos tan variados como el propietario de un negocio británico de ataúdes ecológicos y un gerente de envío de Nueva Zelanda.

 

Los directores deben hacer frente a la incertidumbre y hacer que los ejecutivos rindan cuentas de una manera diferente

Pero, con los costos bajo presión y la demanda de innovación en contenido y formato, las propias escuelas enfrentan la disrupción de los competidores, incluidas las nuevas empresas digitales.

La encuesta de FT mostró que muchos CLO se estaban asociando con consultores individuales, empresas de capacitación y plataformas en línea, como LinkedIn, para brindar programas a sus ejecutivos.

Patrick Dunne, un consultor con variada experiencia en organizaciones con fines de lucro y sin fines de lucro que brinda capacitación para juntas directivas, dice que el apetito por la mejora continua llega hasta la cima de las organizaciones. Incluso los directores no ejecutivos buscan beneficiarse de talleres, simulaciones y asesoramiento entre pares.

“Hay un cambio que está creando un tipo de liderazgo muy diferente que combina cultura, propósito, valores y estilo”, dice Dunne.

Argumenta que, en el pasado, las juntas han sido capaces de pedir cuentas a las gerencias en base a planes estratégicos y presupuestos previamente acordados. Por el contrario, “el mundo moderno es la navegación por satélite: sabes a dónde vas, pero el clima puede cambiar o hay obstáculos, por lo que no sabes cómo llegarás allí. Los directores deben hacer frente a la incertidumbre y hacer que los ejecutivos rindan cuentas de una manera diferente”.

Para muchos, la oportunidad de relacionarse con otros ejecutivos, oradores invitados y profesores que también son profesionales es un beneficio clave de la mejora de las habilidades. ¿Por qué viajar 40 horas a Londres para estos cursos? Porque no es solo un muy buen nivel de educación, también es la gente”.

4 cosas simples que puede hacer todos los días para mejorar sus habilidades de liderazgo

El liderazgo es uno de esos conceptos de los que a todo el mundo le encanta hablar pero que no pueden definir del todo. Sabes lo que es cuando lo ves. Como profesionales jóvenes que ingresan a la fuerza laboral, tendrán oportunidades de liderar a lo largo de sus respectivas carreras. Cuando llegue ese momento, tendrán que estar muy preparados.

Aquí hay cuatro consejos que te ayudarán a convertirte en un líder eficaz.

1º) Escucha las ideas de los demás

Los grandes oyentes son líderes destacados. Escuchar te ayudará a comprender tanto los problemas como las oportunidades en tu empresa. Las personas con las que trabajas están ahí por una razón. Tienen experiencia y talentos que son valiosos. Escucha y valora sus perspectivas. Tener conversaciones abiertas con ellos generará ideas invaluables y te enseñará una o dos cosas.

No te apresures a descartar sus recomendaciones. En el caso de que tú seas el jefe, eso no significa que tengas el monopolio de las contribuciones positivas. Escucha los consejos de otros líderes, incluso si no están en la misma industria en la que tú te encuentras.

2º) Debes hacerte responsable

Como líder, no solo eres responsable de ti mismo, sino también de tu equipo y tu base de clientes. Las decisiones que tomas tienen consecuencias que no solo te afectan a ti.

Si no te comunicas de manera efectiva con tu equipo, por ejemplo, las operaciones comerciales se ven afectadas negativamente. Cuando dejas de rendir cuentas, surgen ineficiencias. Esto dificultará en gran medida el cumplimiento de la visión de la empresa.

3º) Respeta a quienes trabajan contigo

Este es un concepto básico que todos aprendimos de niños. Trata a los demás exactamente como te gustaría ser tratado. Habla con los miembros de tu equipo como los adultos inteligentes que son. No hay absolutamente ninguna necesidad de ser condescendiente, desdeñoso y grosero con ellos.

Confía en estos consejos, ya que ser un líder agresivo no asusta a los empleados para que te respeten. Ciertamente no hace ningún favor a tu moral. Si quieres que hagan su mejor trabajo, simplemente tienes que respetarlos. Recuerda que la arrogancia nunca le ha parecido atractiva a nadie. Solo evita que la gente te ayude.

Según las encuestas entre las motivaciones de los directivos para actualizarse está la adquisición de nuevos conocimientos, así como la retención del personal senior, y no menos importante, permitir que los ejecutivos se mezclen nuevamente en persona, fuera del sitio, luego de los bloqueos de Covid-19

 

4º) Debes estar dispuesto a ensuciarte las manos

Trabajar con tu equipo es importante. No se puede construir una marca comiendo, durmiendo y respirando delegación. Monitorear los canales de redes sociales de la empresa. Responder consultas. Debes hacer el trabajo que tu equipo suele hacer a diario. Esto te brindará la oportunidad de experimentar de primera mano los desafíos a los que se enfrentan.

Comprender esto te brindará información valiosa y también esencial para que tomes tus decisiones estratégicas. También te mostrará a tu equipo que no tienes miedo de arremangarte y hacer el trabajo.

Sin duda, tu estilo de liderazgo personal evolucionará con el tiempo. Sin embargo, tener principios sólidos y conocer el tipo de líder que te gustaría ser puede ayudarte a comenzar por el camino correcto.

¿Cómo mejoras tus habilidades de liderazgo?

8 maneras de desarrollar tus habilidades de liderazgo

– Practica la disciplina. Un buen líder necesita disciplina.

– Asume más proyectos. Una excelente manera de desarrollar sus habilidades de liderazgo es asumir más responsabilidades.

– Aprende a seguir.

– Desarrollar la conciencia situacional.

– Inspira a otros.

– Seguir aprendiendo.

– Empodera a tus compañeros.

– Resolver conflictos.

Los grandes oyentes son líderes destacados. Escuchar te ayudará a comprender tanto los problemas como las oportunidades en tu empresa. Las personas con las que trabajas están ahí por una razón. Tienen experiencia y talentos que son valiosos. Escucha y valora sus perspectivas. Tener conversaciones abiertas con ellos generará ideas invaluables y te enseñará una o dos cosas

 

¿Cuáles es la metodología que debes aplicar para desarrollar tus habilidades de liderazgo?

Ante la pregunta que te puedes formular sobre cómo mejorar tus habilidades de liderazgo, tienes que pensar en ser metódico y ordenado:

1º) Debes hacer que las cosas te apasionen.

2º) Debes asistir a cursos de gestión y liderazgo.

3º) Debes considerar cada día como una oportunidad.

4º) Tienes que mejorar tus habilidades duras.

5º) Tienes que entrenar tu capacidad de reflexión diaria.

6º) Debes buscar un mentor que te ayude y guíe.

Debes estar dispuesto a ensuciarte las manos. Trabajar con tu equipo es importante. No se puede construir una marca comiendo, durmiendo y respirando delegación. Monitorear los canales de redes sociales de la empresa. Responder consultas. Debes hacer el trabajo que tu equipo suele hacer a diario. Esto te brindará la oportunidad de experimentar de primera mano los desafíos a los que se enfrentan

 

¿Cómo se puede mejorar la experiencia de liderazgo?

Debes seguir algunas formas sencillas de obtener más experiencia de liderazgo, por ejemplo:

– Ofrecer tomar la iniciativa en un proyecto.

– Cada empresa tiene trabajo que debe hacerse y nadie tiene el tiempo o la inclinación para hacerlo. Estas son oportunidades que no hay que desperdiciar.

– Si hay que ser voluntario en un determinado rol de liderazgo apoyando a la dirección, también es una muy buena oportunidad.

– Debes tomar clases que favorezcan tu desarrollo y capacitación profesional.

– Debes estar dispuesto a tomar la iniciativa en todo nuevo proyecto o cambios que se hagan en el trabajo.

¿Cómo puedes mejorar tu plan de acción de habilidades de liderazgo?

Cuando te formulas esta pregunta es que estás pensando de manera estratégica. Lo que te lleva a tener en consideración los siguientes aspectos:

– Cómo crear un plan de acción para convertirte en un mejor líder.

– Debes evaluar tus fortalezas y debilidades.

– Establecer con claridad cuál es tu misión y las metas que debes fijar.

– Tienes que establecer una línea de tiempo con acciones medibles.

– Debes hacer un seguimiento y evaluación del progreso.

– Debes ajustar tu plan de acción según sea necesario.

– Debes favorecer el desarrollo del equipo y a continuación tu autodesarrollo.

– Debes inculcar el pensamiento y las acciones de tipo estratégico.

– Debes favorecer la innovación.

– Tienes que practicar la ética y el respeto a los principios y valores.

¿Cómo puedes desarrollar y aún mejorar tus habilidades profesionales?

Desarrolla tus habilidades implica esfuerzo, dedicación y no menos importante, un buen entrenamiento. Esto se puede facilitar asistiendo a un taller, tomando un curso, leyendo novedades y actualizándote continuamente, incluso, observando cómo actúan personas que se destacan en determinadas habilidades de liderazgo.

Por ello es importante considerar las formas en las que puedas obtener comentarios sobre tu trabajo y responsabilidades de personas que están altamente capacitadas, así mismo, hacer una evaluación continua de los progresos que notas vas haciendo en tu desarrollo. Identificar aquellas áreas en las que has mejorado y aquellas otras áreas que debes tener en cuenta para reforzar de manera de poder lograr un crecimiento continuo.

¿Cómo se hace crecer un líder?

Hay acciones que son esenciales para que se formen los que van a ocupar posiciones de liderazgo y que pretender llegar a convertirse en grandes líderes:

1º) Saber utilizar las evaluaciones para encontrar el potencial de liderazgo en otras personas que tendrán que ocupar posiciones de toma de decisiones y más responsabilidad.

2º) Empoderar en general a todos los empleados.

3º) Motivar a todos los cuadros con objetivos ambiciosos, pero plausibles y medibles.

4º) Ofrecer programas de desarrollo y capacitación.

5º) Proporcionar entrenamiento y tutoría.

6º) Establecer rutas de progresión profesional.

7º) Enfatizar la importancia de la comunicación interna y especialmente con los mandos intermedios.

8º) Aprender a reconocer el potencial del personal.

9º) Identificar líderes emergentes que puedan intervenir y desempeñar roles críticos cuando sea necesario.

10) Obtener ayuda y asesoramiento para encontrar empleados de alto potencial.

Cómo mejorar sus habilidades de liderazgo

Son frecuentes las declaraciones de directivos que se han esforzado en actualizarse, haciendo declaraciones tales como “cuando me inscribí en la escuela de negocio, mi objetivo era obtener conocimientos específicos relacionados con cosas como marketing, estrategia y finanzas. Pero terminé aprendiendo en un sentido mucho más amplio, incluido el aprendizaje de la importancia de la auto-reflexión”.  Y esto es importante ya que los líderes no solo necesitan comprender el panorama de la industria y las necesidades de sus empleados. También necesitan mirar hacia adentro, reflexionar sobre cómo pueden mejorar sus habilidades de liderazgo y luego tomar medidas concretas para hacerlo.

Dicho de otra manera, deberíamos buscar mejorar nuestras habilidades de liderazgo de la misma manera que actualizamos nuestros iPhones.

O sea que las actualizaciones de liderazgo deberían realizarse cada ocho a 12 meses. Se debe pensar en ello como una autoevaluación anual.

Si bien puede sonar obvio, la reflexión a menudo se pasa por alto. Hay una tendencia natural en las personas a motivarse comparando su progreso con el de los demás. Alguna otra persona subió dos peldaños en la escala corporativa, por ejemplo. Pero como ocurre con la mayoría de las cosas, una talla realmente no sirve para todos. Es importante que los líderes se tomen el tiempo para identificar sus propias fortalezas y metas.

Es importante formularse las siguientes preguntas

– ¿Dónde quieres estar en dos años? – ¿Quieres subir la escalera?

– ¿Quieres moverte lateralmente, pero asumir una responsabilidad adicional? – ¿Quieres montar tu propia empresa? Con estas preguntas respondidas, puedes comenzar a pensar qué habilidades, capacidades o herramientas particulares necesitas para lograr esos objetivos.

Desarrolla tus habilidades implica esfuerzo, dedicación y no menos importante, un buen entrenamiento. Esto se puede facilitar asistiendo a un taller, tomando un curso, leyendo novedades y actualizándote continuamente, incluso, observando cómo actúan personas que se destacan en determinadas habilidades de liderazgo

 

Autocompromiso

Una vez que se complete esa etapa, debes crearte un plan concreto para pasar de la autoevaluación al autocompromiso. De esta manera saber qué habilidades necesitas, por lo que es hora de planificar cómo las obtendrás. Esto puede tomar muchas formas: capacitación, educación formal, lectura de libros, etc. También debes encontrar un mentor que pueda guiarte. Debes poder aconsejar qué enfoque es mejor para una habilidad determinada.

Sin embargo, este proceso no debe basarse únicamente en tareas. Debes identificar los resultados deseados y las formas de medirlos. Del mismo modo, es importante priorizar. No es bueno tener una lista de aspiraciones, pero no terminar ninguna de ellas. La cantidad no es importante, la calidad sí lo es. Además, si actualizas tus habilidades cada ocho a 12 meses, tendrás tiempo para abordar nuevas metas en la próxima ronda.

Escuchar a empleados y clientes

Son muchos los académicos y expertos en liderazgo que siempre predican sobre la importancia de que los líderes escuchen a sus clientes y empleados, pero generalmente es por el bien del éxito comercial. Sin embargo, escuchar y solicitar retroalimentación también es igualmente importante para el propio desarrollo, tanto del líder como de su personal.

Una vez más, hay muchas maneras de ver si estás progresando. Puedes preguntar a líderes, compañeros, subordinados directos, incluso familiares y amigos. Tu mentor también debe seguir siendo una caja de resonancia. ¿Ven una diferencia en la forma en que abordas la toma de decisiones o una evolución en tu inteligencia emocional? ¿Tienen sugerencias para otras áreas en las que podrías trabajar?

Mucha gente malinterpreta el liderazgo como un asunto de arriba hacia abajo, donde el líder sabe más y toma las decisiones. Pero en realidad, el liderazgo se trata de diálogo, ya sea que esté lanzando un nuevo producto o tratando de mejorar en ese rol.

Factores externos

A veces, los factores externos empujan a los líderes a crecer. Tal vez tu circunstancia laboral está fuera de tu control. ¡O tal vez hay una pandemia global que pone patas arriba las operaciones comerciales normales!

Si bien es importante tener un plan de juego para mejorar tu liderazgo, también es importante ser flexible. Cuando cambia el entorno externo, debes incorporar nuevas perspectivas a tu plan de aprendizaje. Covid-19, por ejemplo, ha exigido un nuevo conjunto de habilidades de los líderes, como la capacidad de presentar un frente tranquilo y confiado, incluso cuando está tan ansioso como todos los demás. De manera similar, los líderes ahora deben hiper empoderar a sus empleados, ayudándolos a aprender, cambiar rápidamente y tomar decisiones.

La conclusión es que alcanzar una posición de liderazgo no debería representar una meta. Los mejores líderes evalúan constantemente formas de mejorar y transformar sus carreras. Sin embargo, eso solo puede suceder con autoevaluaciones honestas, mentores confiables y un gran compromiso, incluido un compromiso con la retroalimentación y la flexibilidad. Siempre hay espacio para crecer como líder. Lo importante es pensar detenidamente hacia dónde te diriges y qué habilidades o capacitación te ayudarán a llegar allí.

Como guinda del pastel, actualizar tu liderazgo es un ejemplo fantástico para los empleados, quienes también deberían pensar en sus trayectorias profesionales y comprometerse con una mentalidad de crecimiento.

Esta información ha sido elaborada por NUESTRA REDACCIÓN

 

X