Intervención de Enrique Collell Blanco, jefe del Gabinete Técnico de la Secretaría General de Universidades. Administrador Civil del Estado.

En su intervención, Enrique Coñel agradece a la AEEN que haya invitado al ministerio. “Hemos trabajado en los últimos meses y si Dios quiere podremos seguir avanzando en el futuro y la ventaja que tenemos en este momento es que hemos dejado de estar en período electoral”.

Hace una descripción muy simple y clara de cuál es la situación actual, así como lo que se pretende con la reforma universitaria y cómo encajan en el nuevo modelo las escuelas de negocio.

Dice que el análisis que hace se basa en seis ideas relacionadas con las escuelas de negocio y en general con el sistema universitario en su conjunto.

1º) El ministerio ciencia y universidades tiene en cuenta las escuelas de negocio, pero especialmente tiene en consideración la flexibilidad que hay que dar a las escuelas dentro de la reforma del sistema universitario en cuanto a la ordenación académica

2º) Un hecho que es esencial, es la aprobación del estatuto personal docente investigador que, según afirma, hace 6 años que está pendiente en cuanto a su aprobación y que ya se contemplaba en la reforma de la Ley orgánica de Universidades de 2008.

Esta reforma no afecta directamente a las escuelas de negocio, pero sí que les da algunas pautas al señalar cuál es el tipo de profesores que se requiere en las universidades públicas. Insiste en dos elementos claves para este fin: la docencia y la investigación.

3º) La razón de ser en las escuelas es la transformación de conocimientos en un sentido muy amplio, no restrictivo.

4º) Una cuestión que afecta muy directamente a las escuelas de negocio, son los títulos y todo lo que se relaciona con la ordenación académica, ya que tanto las universidades como las escuelas de negocio emiten títulos. Pero entonces, hay que tener en cuenta especialmente el entorno europeo en el cual se está moviendo la enseñanza terciaria y cuaternaria.

Ha señalado como ejemplo Francia, en que pueden impartir títulos de educación superior y habilitan el acceso a los programas de doctorado y también a la función pública.

Afirma que desde el Ministerio quieren trabajar con las escuelas para acreditar que esto sea así, que también sea posible en España.

5º) Dar especial relevancia a que hay que  tener un sello de calidad determinado. Para ello, es necesario que actúen agencias especializadas que verifiquen la calidad.

En este punto hay que dejar perfectamente claro que el modelo debe ser flexible, ya que no se tienen que utilizar los mismos parámetros de calidad entre las universidades y las escuelas de negocio.

6º) Un aspecto sustancial es la internacionalización de la enseñanza. Y afirma que si hay algo internacional en la educación es evidente que se encuentra en las escuelas de negocios.

Finalmente deja algunas otras ideas en su presentación que son muy descriptivas de la fase de desarrollo en la que se encuentra en España la enseñanza universitaria y de postgrado.

En primer lugar, hace referencia a las escuelas extranjeras, que afirma rotundamente que el Ministerio quiere seguir trabajando para facilitar las equivalencias de las titulaciones. Hace la aclaración de que homologación sólo  corresponden cuando se trata de una universidad. Por tanto, el Ministerio dice que tiene que ser capaz de homologar esos títulos.

Por tanto, en referencia a esta cuestión, sostiene que desde la Secretaría de Universidades quieren ver mecanismos para incorporar los títulos al Registro de Títulos Universitarios.

Por último da dos mensajes, uno tranquilizador referido al Brexit y el otro esperanzador en referencia a la posición de la Comisión Europea en materia educativa superior.

Con respecto al Brexit específicamente dice “quiero dar un mensaje de cierta tranquilidad en cuanto al Brexit se refiere. La incidencia va a ser menor, porque Reino Unido seguirá siendo parte del espacio europeo de Educación Superior”.

En cuanto a ese futuro esperanzador, dice que ya está en marcha un nuevo proyecto de la Comisión Europea para el ámbito de las universidades europeas que en la primera convocatoria se le ha asignado un presupuesto de 60 millones de euros, estando previsto para 2020 que ascienda a 200 millones.

Este esfuerzo es porque hay un factor fundamental en la enseñanza europea que pasa por el consorcio entre universidades. Porque si bien en España las escuelas de negocio trabajan con universidades, se quiere que se siga trabajando entre escuelas y universidades de forma conjunta.

Es contundente cuando afirma que “la internacionalización no pasa sólo por el programa Erasmus, sino por la internacionalización de los proyectos de investigación, el intercambio de investigadores (docentes, investigadores y estudiantes) y la transferencia del conocimiento”.

Reitera que la función de la universidad es la formación de ciudadanos con juicio crítico. Por lo que cree que hay que darle importancia a la ampliación de las titulaciones, que está directamente relacionada con las nuevas formas de trabajo y requerimientos de experiencia y conocimientos que se le pide a los candidatos.

Se despide diciendo que el Ministerio está trabajando para cruzar datos con la seguridad social y hacienda, incorporando nuevos parámetros, como gente que ha cursado estudios en escuelas de negocio, etc.

X